Páginas

sábado, 15 de junio de 2019

"MIS NIÑOS Y NIÑAS" HAN CRECIDO, DISCURSO DE DESPEDIDA

  Yo no sé como se lleva en secundaria esto de que los alumnos y alumnas se gradúen y dejen el instituto. Claro que cada persona es distinta pero yo os aseguro que cada vez que mis alumnos de sexto se gradúan, después de dos cursos ( quinto y sexto) juntos, un trocito de mí se va con ellos.
  En el colegio, grande o pequeño, pasamos muchas horas, estudiantes y compañeros, y al final somos todos una gran familia, mejor o peor avenida. Pero el apego es innegable. Os dejo el discurso que ayer leí emocionada en el  acto de graduación de mis  estudiantes ( y los de Nuria, @nurialoleta). Los Cooltureco han crecido y se van al instituto.

   Queridas familias y mis queridos niños y niñas:
  Sí, perdonad otra vez, siempre digo “mis niños” porque así os siento, siento que sois algo mío , porque
he pasado con vosotros casi 5 horas diarias, y a veces hasta más tiempo porque muchas veces me he llevado vuestras preocupaciones o vuestras dificultades para casa, tratando de buscar soluciones a vuestros problemas, así que en mi mente habéis estado muchas horas, ¿ cómo no os voy a llamar mis niños? Y a los de sexto A igual, porque os he visto crecer y estos dos últimos años hemos compartido no solo horas, sino experiencias y aventuras JUNTOS.


  Coincide este año con mi curso número 20, llevo 20 años dando clase y puedo deciros que si tuviese que volver a elegir profesión volvería a elegir magisterio, y volvería a dedicarme por entero a este trabajo, porque la mayoría del tiempo no lo veo como trabajo, sino como entrega, y acompañamiento en esta etapa de vuestra vida,  compartiendo con el alumnado experiencias y enseñanzas. A pesar de mis 20 años en esto, creo que, aunque tengo muchos defectos, nunca he tenido la soberbia de considerarme sabia en nada, y cada año he seguido aprendiendo, pero no de los cursos de profes a los que muchas veces asistimos y nos venimos de vacío, sino de vosotros, cada uno de vosotros  sois diferentes, tenéis deseos y necesidades diferentes, y he tenido que estar atenta para intentar daros respuestas a todos, y en cada uno de estos procesos me habéis enseñado algo. Para mí los niños son como la naturaleza, y el abuelo Ra, el de Toletis , decía en su libro, que “la naturaleza nos enseña muchas cosas a poco que nos paremos a observarla” pues con los niños pasa igual, nos enseñáis también a los adultos a poco que nos paremos a veros.


 Lo mismo de mis compañeros y compañeras, especialmente de la compañera que he tenido estos dos últimos años, un lujo de compañera, abierta a colaborar en cada propuesta. Cada vez que cruzaba la clase con una nueva propuesta para Nuria, pensaba “ me va a mandar a freír espárragos porque siempre le propongo cosas que dan trabajo”, pero nunca escuché una mala frase, la respuesta de Nuria siempre fue “ me parece genial, adelante” . Tener una compañera con la que colaborar, hacer proyectos conjuntos, con la misma ilusión, es motivador. Hace el trabajo más fácil, más amable. Es suplir carencias y sumar fuerzas, es tener un hombro en el que apoyarse cuando la otra no puede, es tener palabras sinceras para mejorar siempre. Nuria, te deseo lo mejor vayas donde vayas, porque allí por donde pases dejarás huella.


  Quiero mostrar también mi agradecimiento a Andrés, el director, porque entiendo que su papel no es siempre fácil ni agradecido. Hemos discutido mucho, entre otras cosas,  porque tengo mucho carácter y la lengua calva, pero lo cierto es que a pesar de nuestras diferencias, siempre me ha apoyado, nos ha apoyado, en cada proyecto o propuesta que le he presentado, en especial este año. Llevo muchos años trabajando la educación ambiental, y desde 2014 que empezó Plasticoff  he intentado despertar en él el espíritu del cuidado del medio ambiente, queridas familias y niños, creo que por fin lo he conseguido y tenemos un director concienciado en este aspecto.


Volviendo con la educación ambiental, no voy a daros la lata porque ya todos somos conscientes de la necesidad de cuidar nuestro planeta, que es vuestro también, y que a la vez no es de nadie, porque somos una especie más y estamos aquí temporalmente, así que no podemos gastar lo que no nos pertenece, tenemos que garantizar que los que vendrán después, vosotros, vuestros hermanos y hermanas, vuestros hijos,... tendrán la misma calidad de planeta que nuestros abuelos y abuelas cuidaron para nosotros. Tener calidad de aire, libre de CO2 no puede ser un privilegio, respirar aire limpio tiene que ser un derecho para todos. Los Derechos Humanos de la ONU hablan de “el derecho a un ambiente sano y a la paz”. Pues eso es por lo que tenemos que luchar por un ambiente sano para todos.


   Para finalizar quedaría bien que ahora os diese un par de consejos para la vida o para el instituto, esa nueva época que se abre ante vosotros.  Solo voy a deciros que vayáis sin miedo. Que la vida se compone de etapas, pasamos de una a otra, y cada una de ellas es maravillosa, todas tienen un lado positivo y de todas se aprende, solo hay que buscar el enfoque adecuado.
 Y para la vida en general no hay consejos, lo que sí me gustaría es que fueseis prudentes. Prudentes a la hora de juzgar, no caigáis en críticas destructivas de compañeros o rumores. Acordaos de las “fake news” o noticias falsas que trabajamos en clase, como aprendimos que es fácil difundir información falsa, como pueden manipular incluso nuestra opinión, así que sed prudentes. Y sed prudentes también cuando juzguéis a vuestros futuros profesores y profesoras. Conmigo estábais muchas horas, ahora tendréis uno para cada materia y  no siempre será fácil entenderlos, pero seguro que tienen sus motivos para hacer cada cosa que hacen . En la sociedad actual, criticar sin saber o sin dar un voto de confianza es lo habitual, por eso evoco la prudencia, porque a veces creemos que sabemos de algo y juzgamos y criticamos, pero recordad siempre que saber cambiar una bombilla no te convierte en electricista, al igual que si te duele la cabeza tomarte un paracetamol no te convierte en médico, así que antes de juzgar a vuestros profesores pensad que alguna razón habrá para sus actos. La prudencia antes de juzgar es una virtud escasa hoy en día, y me enorgullecería mucho que hiciéseis bandera de ella.


  Por lo demás, vosotros, los Cooltureco, habéis aprendido a valorar la cultura y la ecología, pero quizá lo que mejor habéis aprendido es que si algo no nos gusta podemos intentar cambiarlo, y habéis sido unos magníficos luchadores por el medio ambiente, dando ejemplo con “ residuo cero” y en “ Fridays for future”, vosotros habéis aprendido a que no hay que esperar a que los demás hagan las cosas, cada acto importa y vosotros habéis hecho muchos, podéis y debéis estar muy orgullosos y orgullosas, yo lo estoy. Habéis hecho que fuese muy fácil venir a trabajar aunque fuese lunes. Gracias por todo, aquí me tendréis siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario