jueves, 14 de diciembre de 2017

ABORDAR EL ACOSO SEXUAL SIN TABÚES



    A raíz de una conversación sobre la historia de abuso sufrida por la actriz  Leticia Dolera supe que una amiga había sido violada. Saqué el tema en otros contextos y varias mujeres confesaron algún tipo de acoso o abuso que, incluso después de mucho tiempo, confiesan con vergüenza o lo clasifican de "abuso menor".  Leticia Dolera reconocía en su entrevista para La Sexta que había tardado en hablar del tema porque pensó que era menor. NO hay abuso menor.
 
   De nuevo salió la conversación en una comida, volvimos a hablar de Leticia Dolera y la importancia de denunciar,  y coincidíamos en la importancia  del gesto de la actriz  por  hablar públicamente de ello. Coincidimos también  en  la necesidad de "normalizar la denuncia" para que denunciar un acoso o un abuso o sea tema tabú. Para que las adolescentes y niñas que puedan sufrirlo puedan contarlo, sepan buscar ayuda y lo denuncien públicamente sin bajar la mirada, como todavía hacen las mujeres que reconocen sus historias de acoso.  En esa comida otra amiga  arrojó la luz sobre mí para que hoy escriba este post, me dijo que ella también había sido víctima de acoso y que a raíz de Leticia Dolera  se dio cuenta de la importancia de normalizar la denuncia, así que ella lo publicó en su Facebook.

   La OMS declara que una de cada cinco mujeres han sufrido abusos sexuales en la infancia. No es un dato para tomar a la ligera.

  Mi amiga tiene razón, quizá si todas las mujeres que hemos sufrido algún tipo de maltrato o acoso lo manifestáramos, lo denunciásemos públicamente y enfocásemos la culpabilidad sobre el maltratador o acosador y no sobre nosotras mismas conseguiríamos que más mujeres se uniesen, y que el día de mañana nuestras hijas no tuviesen miedo de denunciar, de hablar del tema o de buscar ayuda .

  Abordar el tema con los niños y niñas no es fácil, nunca es buen momento...y claro que la educación nos responsabiliza a todos, familia y centros educativos,  y quizá por eso debería abordarse desde ambos lados, sin tabúes, transmitiendo fuerza. Para quien desee abordar el tema desde la perspectiva infantil  os dejo unos enlaces a cuentos y materiales que os pueden ayudar:






                                                    Suerte y fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario