jueves, 8 de diciembre de 2016

LOS DOCENTES VALEMOS LO QUE DICE PISA

  Me está haciendo mucha gracia ver docentes dándose palmadas en la espalda e hinchando pecho tras los resultados PISA. Mucha gracia, porque muchos de estos son los que se alzaban, poco menos que puño en mano, contra las reválidas y todo tipo de pruebas externas. Entonces me pregunto, ¿ no nos gustan las pruebas externas, llámense PISA, PIRLS o Pitufainas o sólo nos gustan cuándo salimos bien parados? o mejor, cuando salimos bien parados en resultados pero no hemos tenido que pasar por el apuro de ser examinados,...yo no sé casi de nada, y cada día entiendo menos este sistema, pero a mi me parece que hay un poco de hipocresía en todo esto.
  Primero nos quejamos de unas pruebas, que de ningún modo defiendo en este post (y menos de la forma chapucera que se llevan a cabo en este país). El caso es que después de saberse los resultados de PISA recibimos felicitaciones vía  Twitter de políticos, esos mismos que nos recortaron un poco de todo, recibimos felicitaciones de padres, esos mismos de los que nos quejamos porque sentimos que nos juzgan casi a diario y nos damos palmaditas en la espalda unos a otros y ya todos parecemos menos malos y parece todo una peli de Antena 3 con final feliz.



    Resulta que la mayoría no sabe ni lo que mide PISA, ni que es una prueba QUE NO VIENE DE NINGUNA ORGANIZACIÓN EDUCATIVA , dígase ONU, UNESCO, etc. PISA es elaborada por la OCDE un organísmo que se centra en políticas económicas y que entre sus principales objetivos tiene la expansión económica y desarrollo de la economía mundial,...todo muy relacionado con la educación, ¿NO?.  ¿De verdad a las pruebas que mayor rigor se les atribuye y que más consideración tienen son las aplicadas por un organismo que nada tiene que ver con la educación? Si es así deberíamos empezar con una asignatura de economía financiera desde primaria porque sería más acorde a lo que este organismo defiende.
                                           
   Durante estos años se nos ha maltratado a los docentes de todas las formas posibles, escarnio público en todos los medios de comunicación, vagos era lo más bonito que podíamos leer, se nos han aplicado recortes en los centros, se nos pidió educación de calidad cuando en cada aula de primaria hay 25 alumnos, no hay número máximo de alumnos con adaptación curricular y los repetidores no computan en esa ratio, nos han aplicado todo tipo de recortes en sueldo, se nos ha cuestionado de todas las formas habidas y por haber frente a padres, etc, y ahora se nos felicita en Twitter, se nos dice que se para la LOMCE y las revalidas y ¿ya todos contentos? ¿seguiremos tragando con todo? ¿con ratios, falta de sustituciones, formación en tiempo libre, la no profesionalización de la carrera docente, etc? pues probablemente sí,  porque por triste que parezca es así, nuestra valía no se tiene en cuenta en el día a día,  en la preocupación por cada alumno, en la preocupación por la innovación, o por la pedagogía, no se valora en lo que hacemos a diario, los docentes somos decentes si lo dice una  prueba externa, los docentes valemos lo que dice PISA.